Integración en la residencia.

Empezar la universidad es duro. Más aún si tienes que desplazarte lejos de tus amigos y de tu 

familia. Tienes sentimientos encontrados, entre que no quieres irte y quieres nuevas 

experiencias. Otra de las dudas que se tiene es, ¿Residencia o piso? Si eliges la primera opción 

puedes estar nervioso sin saber a qué gente conocerás o si encajarás. 

Yo llegué la última a Los Guzmán. Me cambié a principios del primer cuatrimestre y, a pesar de tener compañeros de clase que vivían ahí tenía miedo porque claro, no conocería a nadie cuando casi todos se conocían. De modo que me sentía como si hubiese retrocedido a septiembre ya que todo sería nuevo para mí. Pero aunque es normal y no podáis evitaros sentiros así, os digo desde mi experiencia que nada 

más llegar todo el mundo se mostró tan amable conmigo que comencé a relajarme y a disfrutar. Conocí a gente nueva y pude saber más de los que ya conocía. Os sentiréis algo desorientados al 

principio, pero aquí podréis contar con gente que esté encantada de ayudaros.

En una residencia encontrarás siempre un grupo heterogéneo de personas, de manera que si os preocupa no encajar o sentís miedo por no llevaros bien con alguien, os digo que tranquilos, siempre habrá alguien con quien entablar conversación y poco a poco ir conociéndose. Al fin y al cabo, cuando se pasan tantos meses juntos y se comparten momentos como las fiestas o los juegos que se organizan aquí, acabas sintiendo como que sois una pequeña familia.

 

                                               

 

          Nerea Polo Lopez (303)

Residencia Universitaria Los Guzmán 

  • facebook
  • YouTube - Black Circle
  • Twitter Round
  • googleplus